Terra. 16 de julio de 2006 
. Actualidad > Provincias > Valladolid
 
 
Las tropas napoleónicas vencen por tercera vez al ejército español en Rioseco
 

Una música lejana se oye en la era cercana al puente de San Francisco en la Ciudad de los Almirantes. Se trata de la banda de música del ejército francés, que está caracterizada en la actualidad por la agrupación de Saint Lys, procedente de una localidad francesa cercana a Toulouse. Las huestes invasoras son los primeras en entrar en el campo de batalla que posteriormente reúne a más de 400 participantes en la II representación de la batalla del Moclín, ocurrida el 14 de julio de 1808 y considerada como el primer gran combate de la Guerra de la Independencia.


A la cabeza del grupo musical, se encuentra un policía galo de ascendencia española, José Palomera, y mientras sonríe al expectante público, comenta que su participación en este actuación viene motivada por un apasionado interés por la etapa napoleónica. Tras ellos entra la guardia imperial francesa, la caballería, compuesta por húsares, dragones y coraceros, y la infantería, que desfila mientras alza la voz para cantar los himnos propios de la guerra. A continuación, hace aparición el ejército español con los debidos vivas a la patria y al rey, y que son correspondidos por los presentes.

A las 20:00 horas, un fortísimo cañonazo marca el inicio a la lucha, mientras un desafortunado trueno hace aflorar los peores presagios de los organizadores. A pesar del susto, la lluvia no logró impedir el desarrollo de la representación, aunque estuvo presente durante la mayor parte del acontecimiento, al que asistieron más de cuatro mil personas, según fuentes de la Guardia Civil.

Una vez que las tropas españolas, dirigidas por los generales Cuesta y Blake, comienzan su retirada, los franceses dirigidos por el mariscal De Bessières, inician el asedio a la ciudad. En una barricada en llamas, un grupo de milicianos y militares hispanos esperan la llegada del invasor. La música no cesa y la lucha se intensifica al entrar los soldados en la liza cuerpo a cuerpo. A continuación, el ataque galo continúa por el resto del recorrido programado por el Ayuntamiento de Medina de Rioseco y la Asociación Cultural 'El Moclín' .

En esta actual batalla de Rioseco, que aún se podrá ver hoy a las 12:30 horas, participan casi medio millar de personas, entre niños, padres y abuelos. Los actores forman parte de asociaciones napoleónicas procedentes de Salamanca, Zaragoza, Valencia, Madrid, Badajoz, entre otras ciudades españolas, y de países como Francia, Holanda, Gran Bretaña, Portugal y Estados Unidos.

Los voluntarios, que aportan sus propios uniformes y armas, son grandes aficionados a la historia, que vienen acompañados por sus mujeres, normalmente representantes de aguadoras y cantineras, y por sus hijos, que habitualmente ocupan el cargo de tamborileros.

Además, cuentan con todos los complementos necesarios para realizar un representación fiel. Tambores, sables, una veintena de caballos, cuatro cañones, bayonetas, trabucos y mucha pólvora negra, que desprende mucho más humo, hicieron las delicias de los asistentes a la representación, que terminó en la Plaza de Santa María y que en el 2008 se celebrará de nuevo con motivo del bicentenario de la Batalla del Moclín.
 
 
 
Volver atrás
***********
 
***********
 
***********