DIARIO EL MUNDO. Lunes 20/07/2009


HISTORIA | En Valencia
Cortes de Pallás revive la expulsión de los moriscos

Medio centenar de personas participaron en una recreación histórica .Hombres, mujeres y niños escenificaron la rebelión de los moriscos.
El pueblo, fortaleza natural inexpugnable, fue un duro foco de resistencia
 

 

 



Bel Carrasco | Valencia

La plaza de Cortes de Pallás viajó este domingo por el túnel del tiempo cuatro siglos atrás. Fue la primera Recreación Histórica de la Rebelión de los Moriscos, en la que participan medio centenar de miembros de la Asociación Napoleónica Valenciana, hombres, mujeres y niños.
"La mayoría de los moriscos valencianos aceptaron la expulsión sin rechistar, pese a lo radical que era el decreto con penas de muerte para quien transgrediera la voluntad real", dice Miguel Aparici, cronista oficial de Corte de Pallás y promotor de este evento, con el apoyo incondicional del alcalde, Alberto Sáez.

"Sin embargo, en Cortes de Pallás se produjo un foco de fuerte resistencia por dos motivos. Los abusos de un comisario llegado de Cofrentes y la presencia del bandolero morisco, Pablillo Ubecar, instigador de la revuelta y la resistencia en la Muela", añade Aparici.

En esta zona, auténtica fortaleza natural inexpugnable, se concentraron cientos de moriscos con sus familias, asediados por las tropas reales que desde Xátiva ascendían por el Canal de Navarrés. Se produjeron numerosas bajas y deserciones, una continua serie de guerrillas y escaramuzas, "muy similares al maquis posterior a la guerra civil", comenta Aparici.

Por fin, dos años más tarde, en 1612, se llegó a un acuerdo entre el mediador real, Simón Zapata, y el famoso bandido morisco, Pablillo Ubecar. Los supervivientes de la tenaz resistencia embarcaron voluntariamente rumbo a Argel, aclamados por el pueblo.

El domingo se evocaron estos acontecimientos de una forma simbólica y resumida en las calles de Cortes de Pallás, de acuerdo con un guión elaborado por Aparici. El catedrático de la Universidad Politécnica de Valencia, Miguel Jover, leyó el bando oficial de expulsión para iniciar la representación de los hechos.

A partir de ese acto se desencadenaron los acontecimientos: La rebelión de los moriscos, la proclamación del caudillo Turigi, la batalla y apresamiento y, por último, su deportación a Berbería. El desfile de los Tercios, disparos de arcabucería, pregones diversos y la descripción de los hechos por parte de un narrador fueron otros ingredientes del evento.

 

 

Volver atrás

t-decoration: none">Volver atrás

tml>