DIARIO LEVANTE. Lunes, 26 de marzo de 2007

CONMEMORACIÓN

Almansa prepara su nueva batalla


El municipio prepara una gran recreación de la contienda para el 28 y 29 de abril con participantes de numerosos países

 


 




Isabel Olmos, Almansa

Dicen que la mejor manera de vencer miedos y tabús es enfrentarse a ellos y, dentro de pocos días, los valencianos tendrán una ocasión única para reconciliarse con uno de los capítulos más antipáticos de su propia historia: la batalla de Almansa. Trescientos años después de que 45.000 hombres procedentes de diez países europeos combatieran en sus tierras por la corona de España, este municipio frontera con la Comunitat Valenciana se prepara con intensidad para revivir la gran contienda organizando la I Recreación Histórica de la batalla.


Durante dos días, el 28 y el 29 de abril, decenas de personas vestidas con los uniformes de la época escenificarán lo que ocurrió durante esas cuatro horas de un 25 de abril de 1707 en que los ejércitos de las Dos Coronas -que defendía la dinastía de Felip d'Anjou- y el de la Gran Alianza -a favor de Carles d'Àustria- se enfrentaron para definir el curso de la historia, con nefastas consecuencias para el pueblo valenciano. Durante este último año, asociaciones culturales de Almansa y su ayuntamiento han organizado visitas guiadas al campo de batalla, que todavía conserva insólitamente parajes y edificios de entonces como la ermita de San Blas, la Balsa del Concejo, el Cuco de la Molineta, la rambla de Sugel o la casa de la Fuennegra, dibujados en el famoso cuadro que realizaron Phillipo Pallota y Buonaventura Liliis para explicarle al monarca borbón como se había desarrollado la contienda.

En cada punto del itinerario, se ha colocado un monolito explicando la situación exacta sobre el campo de batalla y se ha hecho en cuatro idiomas: castellano, francés, inglés y valenciano. « De cada diez visitantes que hemos tenido, nueve son valencianos que vienen a conocer cómo es el lugar que tanta trascendencia tuvo para su historia y en el que tanto perdieron. Es un lugar mítico para ellos », explica a Levante-EMV el presidente de la Asociación Cultural 1707-Almansa Histórica, Herminio Gómez.

De la guerra a la convivencia

Como los valencianos, los vecinos de la localidad recitan de carrerilla la conocida frase popular Quan el mal ve d'Almansa a tots alcança nada más oir las primeras palabras. « Ten en cuenta », explica el presidente de esta asociación cultural, « que siempre hemos mantenido una estrecha relación con Valencia y que nos la dicen nada más explicar de donde somos ». No obstante, añade, los almansenses no tienen « un recuerdo feliz de la batalla y, de hecho, el municipio sufrió mucho: saqueos, hambre, carencias... Por eso, lo que buscamos con esta iniciativa no es recordar una guerra sino recuperar un episodio histórico para contribuir a un futuro mejor de paz y convivencia y fomentar el campo de batalla como lugar de visita igual que lo es Waterloo».

En el mismo sentido se pronunció ayer el alcalde de la ciudad, el socialista Antonio Callado. « El lema que hemos elegido es Uniendo caminos para evitar la tentación de que se hable de enfrentamiento » y defendió que la batalla «no es de Almansa sino que se desarrolló en Almansa ». Además, realizó un llamamiento especial a los valencianos para que acudan a la conmemoración.

En la recreación de los próximos 28 y 29 de abril -la primera de esta envergadura que se realiza en España-no estarán los dobles de Felip V y Carles d'Austria porque, hace tres centurias, tampoco pisaron el terreno de la contienda ya que dejaron en manos de sus mariscales las estrategias de batalla. Sí que estarán, por contra, representantes ingleses, holandeses, franceses, portugueses e italianos de distintos grupos de recreación histórica que representarán a sus antepasados. Durante el fin de semana de la escenificación, además, se instalará un campamento militar de campaña del siglo XVIII con sus caballerizas y colchones de paja, en la falda del castillo que se podrá visitar.

Ayer, las calles de la localidad se convirtieron, por un día, en un escenario de precalientamiento de la gran batalla que se avecina y no faltó, como entonces, la presencia valenciana de manos de la Asociación Napoleónica.

 

Volver atrás

700"> Volver atrás

html>